Los perros son animales muy inteligentes que se han adaptado perfectamente a la convivencia mutua con los humanos. Aunque no sepan pronunciar palabras, estos pequeñines tienen otras formas —igual o más efectivas— de comunicarse con nosotros. El llanto es una de ellas. Los perros pueden llorar por diferentes motivos, pero siempre es para mostrarnos algo o para indicarnos cómo se sienten.

En este artículo vamos a ayudarte a interpretar los gemidos de tu perro. Respondemos a por qué lloran los perros, qué hacer cuando un perro llora y cómo hacer que mi perro no llore cuando está solo en casa. Sigue leyendo para entender perfectamente a tu mascota y darle una calidad de vida mejor.

¿Por qué lloran los perros?

Son muchos los motivos por los cuáles un perro puede llorar, como indicábamos en la introducción. Los animales tienen muchas formas de comunicarse con los humanos y entre sí, y los gemidos de los perros es una de ellas. Escuchar a un perro llorando puede guardar relación con lo siguiente:

Extrañan a su familia canina

Uno de los motivos por los cuales los perros lloran se debe a la separación del animal de su familia, sobre todo cuando adoptamos un perro de un conocido debido a que su mascota acaba de tener cachorritos. A veces, ocurre lo mismo cuando el perro acaba de salir de la protectora y echa de menos a sus antiguos compañeros sin collar.

Tienen miedo o ansiedad

Otro de los motivos principales por los cuales podemos ver a un perro llorando es por el miedo o la ansiedad. Los perros no tienen el mismo conocimiento que tenemos nosotros de las cosas, puesto que no les queda otra que adaptarse a un mundo acondicionado para los humanos. Es por eso que hay muchos ruidos y sonidos que desconocen y que pueden asustarles o hacerles llorar, como los ruidos fuertes —véase, por ejemplo, los petardos o el tráfico— o al escuchar cualquier ruido procedente del exterior.

La ansiedad es otra de las causas principales por las cuales los perros lloran. Y es que muchas veces, estos pequeñines que están tan apegados a nosotros son expuestos a situaciones que no acaban de entender, lo que les puede hacer que sientan ansiedad. Por ejemplo, cuando se quedan solos en casa, cuando se quedan en casa de otras personas, al viajar a lugares desconocidos o cuando tienen que visitar al veterinario.

Por motivos de salud

Los gemidos de los perros sirven también para indicar que el perro no se siente bien. A veces, puede ser por un dolor físico, como un rasguño o un pinchazo en las almohadillas y otras veces por cuestiones internas —lo cual podemos detectar mediante el palpado de su barriga y estómago—. Este llanto funciona como un instinto de supervivencia y es una forma de comunicarle a sus dueños cómo se sienten.

Por hambre

A veces los perros no tienen suficiente con ladrar para llamar la atención de los dueños —sobre todo, si son perros muy escandalosos y ladran con frecuencia—. En estos casos los animales cuentan con una técnica más efectiva para reclamar la comida que sus dueños le proporcionan: los gemidos del perro. Escuchar a un perro llorando en la cocina es un claro indicio de que tu mascota quiere comer y su forma de pedírtela.

Por la edad

Todos envejecemos conforme pasan los años y los achaques de la edad nos afectan de una o de otra forma. Con los perros ocurre lo mismo. Los animales que se encuentran en una edad avanzada de su vida suelen mostrar síntomas de un declive cognitivo en el cual pueden perder memoria, desorientarse y sus instintos pueden fallar —volviéndose cada vez más lentos—. Esto puede provocar que tu peludo llore constantemente, a veces de manera continuada.

Qué hacer cuando un perro llora

Acabamos de ver por qué lloran los perros y las causas que lo provocan, veamos ahora qué hacer cuando un perro llora. Te explicamos unos sencillos trucos para que puedas calmar a tu pequeñín y hace que se sienta mejor:

  • Mucho amor y cariño: La parte más importante de tener un perro como mascota es proporcionarle amor y cariño. Los perros son animales muy sensibles a los que todo les afecta —por supuesto, depende de cada uno—. Con una gran dosis de amor y cariño constante, los perros se sentirán protegidos y dejarán de llorar.
  • Collares con hormonas: Los collares con hormonas ayudan a las mascotas a sentirse protegidas y seguras en todo momento. Estos productos son de gran utilidad para que el pequeño se adapte a un nuevo espacio, para los adiestramientos, para los ruidos fuertes y para los miedos —también es recomendado para perros que tienen miedo a la calle—. Estos collares transmiten mensajes de seguridad para los canes como los que transmite la madre cuando son cachorros para darles seguridad y tranquilidad a las mascotas de manera natural.
  • Refuerzos positivos: Los refuerzos positivos son muy recomendables cuando tu perro tiene muchos miedos. Estos ayudarán a que los perros que lloran se distraigan y dejen de pensar en aquello que les atemoriza. Puedes ofrecerle, por ejemplo, los juguetes cuando comienzan a temblar y distraerlos con actividades divertidas y recompensarlos con sticks para su buen comportamiento.
  • Sensibilizarlos: Otra forma de ayudar a tu mascota, sobre todo cuando tiene miedo a los ruidos fuertes, es la sensibilización. En el caso de los petardos, por ejemplo, puedes hacer que tu mascota se acostumbre poco a poco a ellos con videos en YouTube —e ir subiendo el volumen del televisor de manera progresiva—.
  • Consulta un veterinario: Si los perros que lloran no detienen sus quejidos, lo mas recomendable es que acudas a un veterinario. Quizá el problema tiene su origen en una enfermedad, por lo que nunca estará de más descartarlo.
  • Prueba con un etólogo: Si a pesar de todo resulta imposible evitar ver al perro llorando, entonces deberías plantearte la posibilidad de visitar a un etólogo. Los etólogos son psicólogos de perros que cuentan con las pautas necesarias para ayudar a tu mascota a superar sus miedos y ansiedad, entre otras muchas cuestiones.

Cómo hacer que mi perro no llore cuando está solo

Una de las mayores preocupaciones de los dueños de perros es dejarlos solos en casa debido a la ansiedad por separación. El trastorno de ansiedad por separación es una condición psicológica que tiene lugar en los perros cuando estos se quedan solos en casa o al separarse de sus dueños. Por lo general, esta ansiedad suele ser desmedida e irracional, lo que ocasiona los llantos de los perros como una forma de exteriorizar la angustia que sienten. Ante estos casos, puedes probar con lo siguiente:

  • Crea un mapa del tesoro en casa: Para que el perro se distraiga cuando está solo en casa, puedes optar por esconder varias chuches para perros en los diferentes rincones de la vivienda y que tu mascota se dedique a buscarlas en tu ausencia. Esto ayudará a calmar sus miedos y a distraerla.
  • Camisetas viejas o prendas que huelan a nosotros: Otra de las cosas que puedes hacer es dejar camisetas viejas o prendas usadas que huelan a ti en su camita, para que sientan que estás con él en todo momento.
  • No montes fiestas al perro cuando llegues a casa: La separación tiene que verse como un proceso natural, y ese es el mensaje que tienes que transmitirle a tu mascota cada vez que te vayas y vuelvas a casa. Por eso, evita montarle fiestas al perro cuando regreses.
  • No mimes demasiado al perro: Si le confirmas al perro la separación inminente con muchos mimos, harás que esto sea contraproducente. Es fundamental enseñar a tu perro a que sea autosuficiente y a que pueda desplazarse de un lado a otro de la vivienda de manera autónoma, así como a comer y beber sin tu presencia. Esto te ayudará a responder a la pregunta de cómo hacer que mi perro no llore cuando está solo en casa.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.  Más información click aquí.