Los gatos son uno de los animales domésticos más populares en España, juntamente con los perros. Son una especie con una agilidad, flexibilidad y movilidad increíble, pudiendo llegar a saltar desde más de 3 metros de altura sin hacerse daño. Además, tienen la capacidad de rotar sus orejas 180 grados y disponen de un elemento sensorial impresionante: su bigote. Si quieres leer un poco más sobre los bigotes felinos, sigue con nosotros que te lo contamos en este post.

Bigotes de un gato: ¿para qué son?

Podríamos decir que los bigotes de un gato son una potente herramienta sensorial y multifuncional, destacando la parte del folículo piloso del bigote, la cual está repleta de nervios.

Los bigotes de un gato están directamente conectados a su sistema nervioso y muscular, por lo que envían señales a su cerebro, algo que les permite disponer de un sentido adicional para comprender su entorno. Esta característica potencia su capacidad para ser uno de los animales más inteligentes y con el sentido de la exploración más desarrollado.

Su función principal es actuar como sensores de vibración. De esta manera pueden medir mejor las distancias para perseguir a sus presas. No obstante, aunque los gatos salvajes si podrían tener más la necesidad de cazar, los gatos domésticos están más acostumbrados a comer pienso para gatos o comida húmeda.

Además, los bigotes también les sirven para ver de cerca y mantener su estabilidad. Es por ello que les permiten moverse en línea recta a la vez que les ayudan a su visión nocturna. Juntamente con su vista casi perfecta, los bigotes les permiten detectar por ejemplo las corrientes de aire y de esta manera, moverse ligeros durante la noche.

¿Por qué se le caen los bigotes a mi gato?

Puede ser que en algún momento nuestro gato pierda parte de sus bigotes y ello nos genere preocupación. Nada más lejos de la realidad, los bigotes de los gatos vuelven a crecer.

Como referencia, normalmente tienen entre 16 y 24 bigotes, por lo que si vemos que hay menos de esta cantidad, podremos detectar fácilmente si nuestro gato ha pasado por un proceso de caída.

Asimismo, si el bulbo piloso no se ha dañado, en cuestión de 1-2 meses nuestro gato volverá a tener sus bigotes.

¿Se pueden cortar los bigotes de los gatos?

No es aconsejable cortar ni arrancar los bigotes de un gato, ya que lo dejaríamos sin protección. En el caso de que sean solo 1 o 2 bigotes no pasaría nada, pero tendría un problema en el caso de que fueran muchos, ya que su capacidad de ver de cerca y orientarse se vería muy mermada. Consecuentemente, el felino podría volverse miedoso, inseguro o patoso, al menos hasta que no le volvieran a crecer.

7 curiosidades sobre el bigote de los gatos

Como hemos podido ver en este artículo, los bigotes de los felinos son un elemento muy importante para su día a día. Es por ello que te dejamos 7 curiosidades a modo de resumen para que te hagas una mejor idea de ello:

  • Los bigotes de tu gato suelen medir lo mismo que su anchura corporal, de esta manera pueden calcular si caben en ciertos lugares.
  • La postura o colocación de sus bigotes, nos ayuda a determinar su estado emocional o de ánimo. Por ejemplo, si un gato tiene los bigotes hacia adelante, significará que se encuentra en estado de alerta, hacia atrás que está asustado y si no vemos movimiento, significará que se encuentra tranquilo.
  • Los bigotes les ayudan a moverse hacia adelante y a mantener la estabilidad.
  • Les ayuda a su visión nocturna. Con ello pueden evitar obstáculos durante la noche o momentos con falta de luz y moverse con total agilidad.
  • Pueden detectar elementos meteorológicos, como por ejemplo la humedad del aire o la presión atmosférica.
  • Una de las funciones de los bigotes es actuar como gafas para ver de cerca.
  • Los bigotes de los gatos crecen de nuevo si se les caen o cortan, solo es cuestión de tiempo.
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador