El perro chihuahua es uno de los animales de compañía por excelencia. Esta raza de perro destaca por ser muy cariñoso con sus dueños, por su tamaño, porque puede ser transportado con facilidad y porque se adapta perfectamente a los espacios pequeños; además, hay que tener en cuenta que los chihuahuas no necesitan gastar tanta energía como otros perros de gran tamaño, por lo que se convierten en una raza de perros pequeños peludos ideal para personas mayores.

Ahora bien, si tienes un chihuahua en casa es importante que tengas en cuenta algunas cosas sobre estos pequeños y adorables cabezones que te explicamos aquí. A continuación, te explicamos cuáles son las características del perro chihuahua, los tipos de raza chihuahua que podemos encontrar, cuánto vive un chihuahua y otras cosas que debes saber sobre esta pequeña mascota. Sigue leyendo este artículo para más información.

Características del chihuahua

El chihuahua es una de las razas de perro más antiguas que existen. Se cree que esta surgió en México, en la civilización de los toltecas (entre 900 y 1150 d.C.). Al parecer, estos pequeñines provienen de la raza de perros techichi, una especie criada por los toltecas y que destacaba por su pequeño tamaño, por tener el pelo largo y porque no ladraba.

La apariencia del chihuahua destaca, indudablemente, por su gran cabeza —en comparación con su diminuto cuerpo—, por sus enormes orejas —aunque estas pueden variar dependiendo de los tipos de chihuahua— y por sus ojos saltones. El color del pelaje de este animal suele ir desde el negro sólido hasta el blanco, otros tienen otros colores en tonalidad café —más o menos oscuro—. También suelen presentar manchas e incluso, tener hasta tres tonalidades distintas. Otra de las cosas que debes saber sobre la raza chihuahua es que estos pequeños pueden ser más o menos peludos, dependiendo de tipo de chihuahua del que se trate —como veremos más abajo—.

Los chihuahuas, por lo general, requieren pocos cuidados, puesto que no necesitan que se les corte el cabello, se adaptan muy bien a los diferentes espacios, son fáciles de transportar y no necesitan hacer mucho ejercicio —con sacarlo un mínimo de dos veces al día para que puedan hacer sus necesidades, más el ejercicio que pueden hacer corriendo de un lado a otro de la vivienda, será suficiente—.

En cuanto a las dimensiones, todo influye dependiendo de la raza chihuahua que se trate. Los mismos suelen tener una altura de entre los 15 y 25 centímetros y crecer desde los 30 a los 38 centímetros de largo. El peso de un perro bien cuidado suele ser de un máximo de 4.5 kilogramos —independientemente del chihuahua, tipos y raza—. Sobre su carácter, es importante dejar claro que estos animales son muy alegres, simpáticos y curiosos. Les encanta jugar y tienen una personalidad muy divertida.

Qué tener en cuenta si tienes un chihuahua

Aunque ya hemos visto cuáles son las características del perro chihuahua, es importante tener en cuenta estas recomendaciones sobre su cuidado para que nuestro pequeño orejón tenga una vida saludable y feliz y viva muchos años:

  • Son sensibles al frío: Esta raza de perros pequeños peludos es una de las más sensibles a las bajas temperaturas, por lo que pueden sufrir en invierno. Se recomienda que vivan siempre dentro de casa y no en el patio, además, gracias a su diminuto tamaño se adaptarán perfectamente a cualquier espacio del interior de la vivienda.
  • La educación de los chihuahuas: Es chihuahua es un perro pequeño, pero bravo, además no le teme a los perros de razas grandes. Es por ello que hay que cuidar la interacción con sus congéneres. Una buena educación hará que nuestro pequeño se acostumbre al resto de los animales y personas y muestre su carácter simpático y divertido.
  •          Problemas de salud: Al tratarse de animales muy nerviosos, la raza chihuahua es propensa a padecer enfermedades del corazón. Por ello, es fundamental cuidar su alimentación. Otro de los problemas más frecuentes de este pequeñín son sus huesos, sobre todo cuando son cachorros, puesto que son muy pequeños y frágiles —es importante, por tanto, tener mucho cuidado con no pisarlo y que no jueguen con perros grandes para evitar fracturas óseas o lesiones—. Por sus ojos saltones, es posible que pueda padecer problemas de córnea y glaucoma —será necesario, por tanto, acudir de vez en cuando al veterinario para que le hagan una revisión—.

Chihuahua: Tipos

Al hablar de chihuahuas, tipos y razas, podemos distinguir un total de tres especies diferentes dentro de la misma familia. Estos son:

  •       Chihuahua cabeza de manzana: El nombre tiene que ver por la forma de su cráneo, muy similar a la fruta. Esta raza chihuahua tiene una amplia frente en comparación con el resto de la cabeza. Además, el cráneo resulta más ancho que la mandíbula, lo que le da esa forma peculiar.

  •      Chihuahua cabeza de venado: Se encuentran aquí todos los chihuahuas que no están considerados como cabeza de venado. Estos pueden ser más o menos grandes y tener más o menos pelaje. La frente de estos chihuahuas está más inclinada y su cabeza es más alargada y pequeña.

Existe otra variedad de chihuahuas (chihuahua tipos) son el chihuahua hairless —sin pelo— y el chihuahua toy —o chihuahua de bolsillo, mini—. Ahora bien, estas razas no están aceptadas dentro de la clasificación de los chihuahuas por haber sido manipuladas genéticamente.

Cuánto vive un chihuahua

Ante la pregunta de cuánto vive un chihuahua es importante dejar claro que esta raza de perros pequeños peludos suele ser una de las más longevas. De hecho, es la raza de perro que más vive, según los estudios. El promedio de vida de estas mascotas de compañía suele ser de entre 18 y 20 años.

Cómo criar a un perro chihuahua

Aunque no vamos a profundizar demasiado en este apartado, puesto que requeriría de un artículo aparte, es importante dejar claro algunas cosas fundamentales para que tu chihuahua viva muchos años, sea feliz y tenga un carácter agradable con otros perros y personas:

  1.      Enséñalo a socializar: Es importante que lo acostumbres a estar con otras personas y otros perros que no forman parte de la familia desde bien pequeñito. Esto hará que tu perro sea más amable.

  2. Fija las normas: Determina qué es lo que puede hacer y qué no y actúa en consecuencia. Es importante que nadie de la unidad familiar se salte las normas ya que el carácter de este pequeñín le puede llevar rebelarse.
  3. No lo trates como un bebé: Trátalo conforme a la edad que tiene. Hay muchos dueños que no lo tienen en cuenta puesto que por su aspecto parece un eterno cachorro.
  4. Corrige los malos comportamientos: Otra de las cosas fundamentales que debes tener en cuenta si estás pensando en cómo criar un perro chihuahua es corregir sus malos comportamientos. Si el chihuahua se salta las normas, corrígelo. Con un simple “No”, firme y grave bastará. Así mismo, puedes castigarle quitándole algunos de sus juguetes para que entienda mejor qué es lo que ha hecho mal.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.  Más información click aquí.