Los perros necesitan morder tanto como respirar. Es algo completamente normal que les ayuda de alguna manera a reconocer el mundo. Podríamos decir que sus colmillos son como nuestras manos, ya que les permiten coger cosas, jugar o comer, entre otros.

Asimismo, cuando son cachorros, pueden pasarse prácticamente todo el día mordiendo cualquier cosa que encuentren, pero una vez han entrado en la edad adulta, este tipo de comportamiento se suaviza. No obstante, y aunque crezcan, siempre tendrán la necesidad de morder durante su día a día. En este punto es dónde entran elementos como los mordedores para perros, ya que nos ayudarán a gestionar esta necesidad.

En este artículo hablaremos sobre el por qué los perros muerden, los mordedores naturales que podemos encontrar y los beneficios que su consumo comporta. Seguid leyendo, ¡no os lo perdáis!

Tipos de mordedores naturales

Hay muchos tipos de mordedores para perros en el mercado, pero hoy hablaremos solamente de un tipo: los mordedores naturales para perros. A nivel general, serían aquellos mordedores que no han sido tratados con aditivos químicos, sintéticos o artificiales y que son de origen natural o vegetal.

En Arquivet, disponemos de varios de ellos, y nos gustaría presentar 4 alternativas perfectas para el consumo de nuestros peludos:

  • Madera de olivo: son mordedores de madera para perros 100% naturales bañados con aceite de oliva. Están secados y pulidos para evitar ante todo que se astillen, favoreciendo su consumo en animales. Disponibles en varios tamaños.
  • Asta de ciervo: procedentes de la muda natural en primavera de los ciervos (cruelty-free). Se recogen del bosque y se limpian cuidadosamente con agua, se cortan y se lijan. Ningún químico entra en el proceso. Además, son hipoalergénicas. Disponibles en varios tamaños.
  • Asta de gamo: al igual que las asta de ciervo, también proceden de la muda natural en primavera. Su tratamiento es el mismo, por lo que son perfectas para cualquier peludo. Disponibles en varios tamaños.
  • Cuerno de búfalo: es un mordedor para perros muy duradero y sabroso. Además, es perfecto para el entretenimiento de los canes.

¿Por qué los perros lo muerden todo?

A continuación te presentamos algunas razones por las que tu perro podría estar mordiendo todo lo que encuentra a su paso:

  • Dolor de dientes: es habitual que cuando son cachorros y les están empezando a salir los dientes, noten molestia o incluso algo de dolor, por lo que tendrán tendencia a morder todo aquello que encuentran con el objetivo de conseguir alivio. Si tienes un cachorro en casa y no quieres que te rompa esas zapatillas tan preciadas, ¡no las dejes a su alcance! Hay mordedores para perros cachorros que pueden ser tu mejor aliado.
  • Ansiedad o estrés: pueden llegar a morder para desahogarse. Es una especie de mecanismo de defensa contra la ansiedad si no pueden realizar suficiente ejercicio. Por ello, es importante salir a pasear con nuestro peludo de forma frecuente y diaria.
  • Están aburridos: cuando no saben que hacer, se entretienen mordiendo cualquier cosa. Simple diversión.
  • Limpieza dental: morder determinados objetos les ayuda a limpiar sus dientes. Es una forma natural de eliminar el sarro y disponer de una higiene dental adecuada. No obstante, si queremos una higiene dental óptima, será conveniente que complementemos estas acciones con una limpieza adicional. Hay pastas de dientes especiales para perros que nos ayudarán en esta tarea.

Beneficios de los mordedores para perros

Los beneficios de los mordedores son muchos. Te ponemos algunos a continuación:

  • Ayuda a la higiene dental: son como una especie de cepillo de dientes. Al morder de forma prolongada, se puede producir un efecto beneficioso de la fricción con los dientes eliminando el sarro y la placa.
  • Fortalecen la musculatura facial y mandibular permitiendo a nuestro peludo agarrar objetos sin problema.
  • Previenen la halitosis.
  • Son un magnífico juguete, perfecto para jugar con nuestros peludos y ayudar a su entretenimiento.
  • Saciamos su instinto de caza, canalizando toda esa energía hacia los mordedores.
  • Evitaremos que el perro destroce otros elementos de la casa, centrando toda su atención en el mordedor. Este punto nos puede ser de gran ayuda sobre todo con cachorros, ya que es cuando más suelen tener este tipo de comportamiento, a la vez que les ayudaremos a aliviar el dolor cuando les salen los colmillos.
  • Libera estrés y ansiedad: si nuestro pequeño está nervioso, morder este tipo de elementos puede ayudarle a encontrar ese momento de relajación, liberando toda la energía contenida.
  • Contribuyen a la generación de endorfinas: también conocidas como hormonas de la felicidad.
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador