La elección de un pienso para perros diabéticos se basa en escoger un alimento que les permita mantener la glucosa en sangre en un nivel adecuado. La diabetes afecta a perros con un déficit de insulina, lo que da lugar a la hiperglucemia. Esto significa que los niveles de glucosa en la sangre se elevan y ello puede ocasionar serios problemas para su salud que van desde la pérdida del apetito y los vómitos, hasta los ataques epilépticos, la aparición de cataratas y la debilidad extrema. Lo adecuado para prevenir todos estos síntomas y evitar que tu mascota enferme es controlar la dieta para perros diabéticos y elegir un pienso especial para su enfermedad.

En este artículo queremos hablarte de cómo debe ser el mejor pienso para perros diabéticos, qué componentes debe tener y otras cosas a tener en cuenta para evitar que la enfermedad se agrave. ¡Sigue leyendo este artículo para más información!

Pienso perros diabéticos: los ingredientes

La diabetes para perros, igual que en las personas, puede ser de dos tipos. Estas son las diabetes del tipo 1 —o diabetes mellitus, cuando el páncreas no produce la suficiente cantidad de insulina— y la diabetes del tipo 2 —cuando el cuerpo no es capaz de utilizar la insulina adecuadamente—. En los perros, la más frecuente es la diabetes del tipo 1 y, aunque todas las razas son propensas a contraerla, hay algunas que tienen más posibilidades, como es el caso de los Golden Retriever, el Pastor Alemán, el Caniche, o el Beagle, entre otras.

Los piensos de perros diabéticos, por tanto, deben contener unos ingredientes específicos y unas proporciones muy controladas para minimizar la variación de glucosa en sangre. Lo recomendado, en general, es que tengan altas concentraciones de fibra y que los hidratos de carbono sean de lenta absorción. Aunque también hay que tener en cuenta otras cuestiones, lo vemos de manera específica.

Diabetes en perros: Proteína de alta calidad

La comida para perros diabéticos y perros en general debe contener proteínas de alta calidad. Estas son la base de la alimentación de los perros, así como también de los gatos. En cualquiera de los casos es preferible que las proteínas sean de origen animal, estas se adaptan mejor al organismo del perro y son más fáciles de asimilar. Los piensos premium, o de máxima calidad, suelen prescindir —además— de cereales en su composición, son los conocidos como grain free. Estos tienen cantidades de carbohidratos muy limitadas y las grasas que incluyen son adecuadas para la formulación de una dieta natural —evitando el sobrepeso—. Eso sí hay que fijarse en que la cantidad de estas últimas no sea muy elevada, sobre todo cuando el perro tiene obesidad.

Diabetes en perros: Azúcares

Por supuesto, el pienso para perros diabéticos debe carecer de azúcares en su composición o tener una cantidad mínima. Ten en cuenta que la diabetes está relacionada directamente con la síntesis de glucosa (azúcares) y que el azúcar no puede ser asimilado por el páncreas, lo que produce una acumulación en la sangre y en la orina. Es decir, no llega a las células en forma de energía y esto se traduce en un perro desganado y con altas posibilidades de enfermar. Asegúrate de que las cantidades de azúcar en el pienso sean mínimas.

Diabetes en perros: Fibras

Las fibras son esenciales en las dietas para perros diabéticos debido a que estas ayudan a frenar las subidas de glucosa. Actúan como un tapón evitando que haya subidas repentinas ya que reducen la velocidad de descomposición de los hidratos de carbono que ingiere la mascota, retardando de esta forma la liberación de la glucosa al flujo sanguíneo. Debes, por tanto, optar por piensos con altas cantidades de fibra. Ten en cuenta que los piensos de bajo coste suelen utilizar grandes cantidades de cereales, como el trigo y el maíz, y contener poca fibra en su formulación. Ahora bien, recuerda que la fibra en la dieta para perros puede causar pérdidas de peso y disminución del apetito, así como diarrea o estreñimiento. Por ello, es mejor que el cambio se haga de manera gradual.

Diabetes en perros: Cereales

La mayoría de los cereales son prescindibles en la dieta de los perros en general. Ahora bien, en caso de que el pienso de perros diabéticos lo incluyan, asegúrate —al menos— que estos sean de arroz o de avena —otros cereales resultan muy rápidos de absorber por el flujo sanguíneo y aumentan los niveles de glucosa en sangre repentinamente—. Estos contienen una gran cantidad de fibra, razón por la cual estarán equilibrados con la cantidad de hidratos de carbono que pueda ingerir la mascota.

Diabetes en perros: Carbohidratos y las grasas

Como decíamos al principio de este apartado, los carbohidratos que ingiera un perro con diabetes deben ser de lenta absorción, de esta forma no se acumulan en el organismo de tu pequeño peludo y no aumentan de manera brusca el nivel de glucosa en sangre. Evita, en cualquier caso, alimentos como la patata, el trigo, el maíz o la soja. En el caso de las grasas, ten en cuenta que estas almacenan energía y se convierten en azúcares cuando las reservas son bajas. Vigila, por tanto, la cantidad de grasas y opta por piensos que sean bajos en estas.

Diabetes en perros: Vitaminas

Las vitaminas más adecuadas para perros con diabetes son las E, C y B6. Estas ayudan a reducir la acumulación de glucosa en sangre. Un pienso especial para perros que padecen diabetes suelen incluir estas vitaminas en su formulación.

Otras cosas a tener en cuenta al comprar pienso para perros diabéticos

La dieta para perros diabéticos o comida para perros diabéticos debe considerar, en cualquier caso, las necesidades y salud específica de cada mascota. Para ello, hay que fijarse en su peso y en la gravedad de la afección. En base a ello, elegiremos un pienso para perros u otro. El mejor pienso para perros diabéticos, aparte de lo descrito más arriba, debe prevenir la hiperglucemia —como los piensos que tienen altas concentraciones de fibra y carbohidratos de absorción lenta—. Ahora bien, si el perro tiene, además, problemas de obesidad, entonces se deberá optar por un alimento que le ayude a recuperar el peso ideal, en este caso, será el veterinario el que determine la cantidad de calorías adecuadas que debe consumir al día y elaborará, así mismo, el calendario de inyecciones de insulina que se debe seguir de manera estricta.

Para mejorar la salud de la mascota con diabetes es esencial, por otro lado, que esta haga ejercicio. El ejercicio resulta de vital importancia para que el perro consuma la energía y para que disminuya el riesgo de hiperglucemia. Además, gracias al ejercicio se mejora la absorción de la insulina debido al incremento del flujo sanguíneo en todo el cuerpo.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador