¡Hola Arquilovers!

¿Estáis preocupados por el mal aliento de vuestros perros? En el post de hoy hablaremos sobre ello y os proporcionaremos algunos consejos.

¿Qué produce el mal aliento?

Como bien sabéis, los perros son animales que se pasan el día entero olfateando todo aquello que les rodea e incluso meten bocado a cualquier cosa, ya sean trozos de comida, tierra, hierbas o un ¡calcetín! Todo les va bien. Por lo tanto, el hedor de su aliento suele estar directamente relacionado con una mala alimentación o una pobre higiene dental motivada por posibles problemas en el sistema digestivo, trastornos bucales o incluso diabetes.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Lo más recomendable es visitar a un veterinario para que haga un diagnóstico completo y determine la causa específica de ese mal aliento. No obstante, hay algunas otras medidas que podemos tomar y que nos ayudarán a mejor la salud de nuestro perro a nivel general.

- Dieta equilibrada: alimentar a nuestro perro con productos de buena calidad es primordial. Es muy importante que tenga una dieta variada y compuesta de productos frescos y naturales.

- Higiene dental: disponemos de una gran variedad de producto para cuidar la dentadura de nuestros peludos. Una buena opción sería el lavado periódico de sus dientes con productos específicos.

- Snacks y juguetes: muchas marcas ofrecen soluciones para la higiene dental basadas en golosinas y juguetes que ayudan a combatir el sarro y la placa y con ello reducen el mal aliento.

La manera en cómo alimentamos y cuidamos a nuestro perro se reflejará en su salud. ¡No lo olvides!

¿Te ha gustado este post? Entra en nuestro blog y ¡descubre otros que puedan ser de tu interés!

 

 

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.  Más información click aquí.