La alimentación de un gato es fundamental para que tenga una buena salud y para que esté en perfecto estado, sobre todo cuando se trata de un gato cachorro. Esta debe proporcionarse respetando sus ciclos evolutivos, de manera que su organismo esté preparado para digerir la comida que le ofrecemos. En este artículo vamos a abordar cuál es la comida para gatos cachorros más recomendada en función de las diferentes etapas. ¿Tienes un gato cachorro y no sabes qué alimento proporcionarle? Te explicamos qué comen los gatos pequeños en función de su edad. ¡Sigue leyendo para más información!

Comida cachorro gato: las primeras semanas hasta el destete

Un gato cachorro debe pasar las primeras semanas con su madre, concretamente las 8 o 10 primeras semanas, aproximadamente, hasta que se complete el destete —ya que será la madre la que se encargue de proporcionarle la leche materna, al igual que ocurre con los humanos—. Este alimento contiene todos los nutrientes que el gato cachorro necesita durante esta etapa para su correcto crecimiento y desarrollo. Ten en cuenta que a partir de la semana 4 y hasta las 6, aproximadamente, empezarán a salirle los dientes, razón por la cual podrán combinar la leche materna con algún otro alimento líquido y sólido hasta alcanzar las 10 semanas —muy recomendable para que se vaya acostumbrando—.

En cualquier caso, debes saber que el destete por completo nunca debe producirse antes de los 21 días, esto puede provocarle serios problemas a tu mascota. Si por alguna circunstancia el cachorro no tuviera la posibilidad de recibir ese amamantamiento, entonces habrá que sustituir la leche materna por leche de fórmula y proporcionársela a través de un biberón.

Comida cachorro gato: desde el destete hasta los 4 meses

La comida del gato desde el destete hasta los 4 meses irá variando de manera progresiva. Como explicábamos, durante las primeras semanas la alimentación se basará simplemente en la leche materna. Sin embargo, poco a poco el felino irá requiriendo otros alimentos. Ante la pregunta de qué comen los gatos pequeños, ten en cuenta los siguientes plazos:

  1. A partir de la cuarta semana: A partir de la cuarta semana, aproximadamente, comienzan a crecer los dientes de los gatos cachorro. Por ello, podrás probar con alimento húmedo —como patés, mousse, gelatinas y trocitos en salsa—. Es posible que al principio le cueste comérselo, por ello, ayúdale poniendo la comida en su boca, pero sin forzarlo. Conforme pase el tiempo dejará de demandar tanta leche materna y tendrá mayor curiosidad por otro tipo de alimentos.
  2. A partir de la sexta semana: En la sexta semana los gatos ya tendrán la mayoría de los dientes fuera y se habrá acostumbrado a la comida húmeda. Es entonces cuando se puede empezar a probar con la comida seca o semiseca. Tal vez necesites humedecerla con agua tibia o con leche para que se reblandezca un poco.

En cualquier caso, es importante que tengas en cuenta que los gatos cachorros suelen comer muchas veces al día, aunque sea en pequeñas raciones. Por ello, lo mejor es que le ofrezcas la comida cuando toque. Debes evitar que tu mascota tenga acceso a ella en cualquier momento ya que podría empacharse y sentirse mal. Por supuesto, cuando el gato cachorro acabé con el destete y pase a comer alimentos sólidos, deberás tener siempre disponible un cuenco con agua fría para él. Ten en cuenta que con el tiempo perderá las enzimas que utilizaba para digerir la leche, por lo que no es buena idea continuar ofreciéndole ya que podría provocarle una diarrea.

Comida cachorro gato: desde los 4 meses hasta el año

Los gatos, al igual que ocurre con los perros, siguen siendo cachorros hasta el primer año de vida. Esto significa que no hay que proporcionarle piensos para adultos en esta etapa, ya que su sistema digestivo todavía no está desarrollado del todo. Lo más recomendado, pues, es elegir comida para gatos cachorros en forma de pienso específico para esta edad. Estos incluyen diferentes nutrientes y alimentos como son el atún, el pavo o el pollo mezclados con algunas verduras y cereales.

Comida cachorro gato: después del primer año

En este momento la comida de gatos cachorros pasará a ser comida para gatos adultos. Sin embargo, nos encontramos con un nuevo problema que es la elección del mejor pienso para gatos. Nuestra recomendación es que optes siempre por piensos naturales y sin conservantes. Estos alimentos son mucho más saludables y contienen los nutrientes que tu mascota necesita, como ocurre con nuestra comida para gatos Arquivet. Por lo general, los piensos para gatos adultos suelen estar hechos de pescado blando y atún, de pavo, pollo, salmón y cereales.

Cosas a tener en cuenta sobre la comida para gatos cachorros y grandes

Ten en cuenta que los gatos son carnívoros, por lo que sus necesidades nutricionales deben adaptarse a ello con una dieta especial para gato. Además, en el caso de los gatos adultos —al igual que explicábamos al hablar de qué comen los gatos pequeños— necesitan ingerir alimentos ricos en proteínas, las cuales pueden obtenerlas de piensos con carne como el pollo. En cualquier caso, debes velar siempre por ofrecerle una dieta adecuada a sus necesidades y a su edad. Otra de las cosas que debes tener en cuenta sobre la alimentación del felino son sus hábitos. Es decir, si se trata de un gato activo o si es más tranquilo o si tiene tendencia a engordar, por ejemplo —esto es algo que depende mucho de la actividad que tenga el gato y del ejercicio que haga—. En base a ello, elegiremos un pienso u otro.

Es importante, así mismo, tener mucho cuidado con las sobras. Debes saber muy bien qué puedes darle y qué no para que no repercuta en su salud. Por ejemplo, puedes optar por darle pequeños trozos de embutido bajo en sal y grasas, así como algunas verduras específicas —ten en cuenta que la verdura no les suele gustar mucho a los felinos ya que la emplean habitualmente para purgarse—. Algunos de los alimentos que sí puede comer tu mascota son: zanahorias, acelgas, remolachas, calabacines, melocotón, sandía, pera, melón, pescado cocinado y sin espinas —como atún y trucha—, jamón cocido, pechuga de pavo y yogur natural —este último, de vez en cuando y sin azúcares o edulcorantes—.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.  Más información click aquí.